Cómo prevenir los catarros en invierno

cómo prevenir los catarros en invierno

¿Quieres aprender a saber cómo prevenir los catarros en invierno? Estás de suerte. En esta publicación te vamos a dar una serie de consejos que te serán de gran utilidad. Las bajas temperaturas no son, precisamente, nuestras mejores amigas en estos meses en los que también reinan las precipitaciones en forma de lluvia o nieve. ¿Cuántas veces has escuchado la expresión “He cogido frío y tengo un catarro…”? Es algo normal que sucede con frecuencia. Los cambios bruscos de temperatura nunca son una buena opción para las personas y hay que saber combatirlos. Existen algunas medidas que pueden ayudarnos a no padecer catarros y, como te hemos prometido, las vamos a descubrir en este post. ¡Toma buena nota!

Para darte estos consejos todavía tenemos tiempo, pero antes quizás debamos explicar qué es un catarro. Aunque no le damos la suficiente importancia, tenemos que tener claro que los catarros son enfermedades. Los catarros se transmiten por el aire como vía principal, pero hay que tener claro que, aunque esas partículas se liberen en el aire, el procedimiento más fácil para contagiarse de un catarro es el contacto entre dos personas y también con diferentes objetos. Si las alergias son el principal problema durante los meses de primavera para muchas personas, los resfriados lo son en esta temporada en la que el frío suele tomar el mando.

Descubre cómo prevenir los catarros en invierno

Ahora que ya sabes algo más, ha llegado el momento de saber cómo prevenir los catarros en invierno. Quédate con estos consejos y ganarás en salud. Coge papel y bolígrafo y apunta. Estos son los pasos a seguir para librarte de los catarros: 

1- Manos limpias: Ahora estamos más que acostumbrados a lavarnos las manos, a raíz de la presencia del Coronavirus en nuestras vidas, pero para esquivar los catarros es también un hábito muy saludable. Cuando hablamos de que el contacto favorece el contagio, este contacto es especialmente peligroso con las manos. Realiza la acción de lavar las manos tras saludos y también después de manipular algunos objetos que utilizamos en nuestra rutina diaria. 

2- Ventilar: Es otro hábito fundamental para no sufrir resfriados. Se trata de un procedimiento que logra eliminar esas partículas que pueden contagiarnos en espacios cubiertos y cerrados. Si logras abrir varias ventanas, por ejemplo, y creas corrientes, la medida puede ser más efectiva.

3- Elimina el polvo: Es cierto que no deberías tener problema con este procedimiento, siempre que seas una persona que esté acostumbrada a realizar limpieza de forma frecuente en tu hogar. El polvo se acumula a diario en diferentes superficies de la vivienda, siendo las de madera las que cuentan con más facilidad para retenerlo. Por eso hay que prestar especial atención a los muebles fabricados con este material. Además, otra acción que te ayudará a no sufrir un contagio de un catarro es pasar el aspirador. Al margen de la higiene que supone, también acaba con el polvo, siendo una maniobra fundamental para gozar de una buena salud.

4- Protege las mucosas: Lo que queremos decir con es que, tienes que tratar de no llevar las manos a nariz, boca y ojos. Sabemos que es complicado porque son muchos los gestos que realizamos sin darnos cuenta, pero, nunca mejor dicho, está en tu mano. Ten en cuenta que estos actos reflejos pueden suponerte algún disgusto en la salud, así que… ¡contrólate!

5- No estés con enfermos: Aunque puede parecer obvio, esto es algo que tienes que tratar de evitar. Si ya hemos hablado de que el contacto entre personas favorece los contagios, lo lógico es no convivir cerca de alguien que pasa por un catarro. Trata de evitar zonas en las que puedes contagiarte.

Desde este momento ya sabes cómo prevenir los catarros en invierno. Si no quieres pasar por un desagradable resfriado, pon en práctica los consejos dados.