Combatir el aislamiento domiciliario por coronavirus

aislamiento domiciliario por coronavirus

Nos encontramos en un momento delicado de salud pública. En Eolia nos preocupa el bienestar de la población y por ello miramos con recelo estos días y semanas en los que muchísimas personas, millones de ellas, están sufriendo. Algunas luchan por recuperarse del ataque de este virus. Otras, tratan de combatir el aislamiento domiciliario por coronavirus.

No queda otra. Si queremos combatir esta pandemia mundial, una parte importante ha de hacerse a través de la responsabilidad social individual. El movimiento ‘Quédate en casa’ se ha popularizado como herramienta básica para evitar la expansión de la enfermedad, ralentizar los contagios y evitar el colapso de la sanidad y los hospitales.

El Ministerio de Sanidad ofrece amplia información para que la ciudadanía esté informada sobre la situación que nos ha tocado vivir. Una sociedad informada será una sociedad adulta. Pero absolutamente nadie dice que esto sea sencillo. De hecho, el aislamiento domiciliario por coronavirus puede tener ciertas consecuencias físicas y, sobre todo, psicológicas.

Con este panorama, son muchos los gabinetes que han apostado por ofrecer terapia psicológica online. Una manera de seguir en contacto y cerca de todas las personas que lo necesitan en esta dura situación. Pero, ¿cómo podemos combatir nosotros este confinamiento y no dejar que nos afecte de manera profunda?

Lo primero que hay que tener presente es que cada individuo puede reaccionar de forma distinta a una situación estresante como es esta. Eso sí, existen ciertos rasgos comunes en el campo de la salud mental, como por ejemplo síntomas derivados del distanciamiento social como la sensación de ansiedad, miedo o preocupación, ya sea por nuestro estado de salud propio o el de otras personas cercanas, por las consecuencias laborales por la propia incertidumbre del presente o por el hecho de encontrarnos en soledad.

 

Pequeños consejos para afrontar el aislamiento domiciliario por coronavirus

Son varias las recomendaciones que podemos seguir a la hora de frente al aislamiento en nuestros domicilios por coronavirus. Por ejemplo, es preciso concienciarse, poner el foco en el riesgo que podemos correr (o nuestro entorno) si no llevamos a cabo un confinamiento adecuado. Además, es normal sufrir una sobreexposición a noticias e información. Escoge fuentes fiables y elude la intoxicación de información.

Para conseguir mantener la perspectiva y el foco es conveniente mantener la calma y evitar pensamientos catastrofistas. Estamos en una situación pasajera y coyuntural que terminará pasando. Cuanto más fieles seamos a las recomendaciones sanitarias, antes superaremos la pandemia.

Para luchar contra el aislamiento domiciliario por coronavirus es importante tener un plan diario de actividades. Fija una rutina sencilla que cumplas sin demasiado esfuerzo y que te permita que las horas pasen con mayor facilidad: leer, ver alguna serie, películas, hacer ejercicio, dedicar tiempo a cocinar o a jugar con nuestros hijos son algunas opciones.

Del mismo modo, es recomendable no abandonar los hábitos que teníamos antes de la cuarentena. Ducharse siempre a la misma hora, mantener horarios de sueño y descanso, no abandonar la dieta…

En último lugar, aprovecha de la tecnología actual y mantén el contacto social con tus seres queridos o con tu grupo de amigos, ya sea por chats, llamadas o videollamadas. Es una forma de escape y de relación que permite evadirse durante un rato del momento actual.